📦 ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 30€ | ENTREGA EN 24/48H | PAGO CONTRAREEMBOLSO, TARJETA Y PAYPAL

FALSOS MITOS: El acné desaparece en verano

Seguro que alguna vez has escuchado la afirmación “Ponte al sol para que se te quiten los granos”.

Esto nos lleva a pensar que el verano es una época de calma o paréntesis para las personas que sufren de acné. ¿Pero es esto realmente cierto?

Es cierto que el verano, el sol y el mar “secan” los granos del acné, pero como he dicho antes, se trata de un paréntesis.

Lo que pasa en realidad es que disminuye la flora bacteriana que lo causa: con el sol se queda en reposo. La mala noticia es que la causa bacteriana sigue ahí, no ha desaparecido y cuando acabe el calor del verano volverá a atacar y a veces incluso con más fuerza: ése es el llamado efecto rebote.

La habitual exposición solar excesiva que realizamos durante el verano es muy dañina para la piel: quema, irrita, deshidrata… y, como consecuencia, produce más sebo que, por ende, provoca la reaparición del acné.” Pero no solo el volver a la umbría del mundo influye, otros factores como “los cambios ambientales, el estrés laboral o emocional y los cambios de alimentación” también son claves.

Pero esto no es sólo para las personas que padecen acné, ya existen muchas pieles que no tienen problemas de acné pero que en verano experimentan la aparición esporádica de granos y espinillas.

Aunque las causas que originan el acné son muy diversas, cuando se trata de un problema tan estacional, ligado al calor, la causa más frecuente es el lo que hacemos en verano: playa, uso de fotoprotectores, oclusión de los poros por cremas muy densas..., tal y como nos confirman los dermatólogos.

“el sol seca los granitos, pero el calor activa las glándulas sebáceas y produce el efecto rebote”

Pero esto no es solo un problema de adolescentes

Hay ya numerosos estudios que afirman que “cada vez hay más personas mayores de 26 años con acné de nueva aparición.” Es decir, acné adulto, que también sufre las consecuencias del efecto rebote tras el verano.

Este efecto rebote se produce porque son muchas las personas que al ver la mejoría en sus lesiones, descuidan sus tratamientos.

¿Cómo deben afrontar los meses de verano las personas que tienen o suelen tener problemas de acné?

  • Deben evitar quemarse con el sol.
  • Utilizar fotoprotectores.
  • Continuar con sus cuidados habituales de limpieza (jabones, cremas no densas, mascarillas, limpiadores...). Es recomendable lavar la cara 1 o 2 veces al día con soluciones limpiadoras no abrasivas y adecuadas para cada tipo de piel.
  • Mantener una alimentación equilibrada ya que se ha demostrado que en muchos casos, el no llevar una alimentación adecuada puede empeorar el problema del acné.
  • Beber mucha agua para estar hidratados. La hidratación es fundamental, tanto por dentro como por fuera, en este tipo de pieles, que pueden deshidratarse por miedo a creer que utilizando cremas se engrasan más. Lo mejor es elegir una “hidratante con propiedades antioxidantes y regeneradoras".

En SkinBioCare conocemos bien estos efectos rebotes y tenemos todo lo que tu piel necesita para evitarlo y que mantengas tu piel cuidada durante todo el verano, gracias a la limpieza profunda que de nuestros jabones naturales de pomelo y rosa mosqueta, especialmente indicados para el acné y a nuestra crema y aceite con para que mantengas en tu piel la hidratación que necesita.

Aquí te dejo los enlaces para que puedas ver los principios activos y los beneficios que aportan a tu piel y no dejes de cuidarte durante este verano.

¡DI NO AL EFECTO REBOTE CON ESTOS PRODUCTOS!

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados