📦 ENVÍOS GRATIS SIEMPRE | ENTREGA EN 2 DÍAS LABORABLES | PAGO CON TARJETA, PAYPAL Y CONTRAREEMBOLSO.

Nuestra Piel: el Frío y el Acné

Si cuando bajan las temperaturas se desata el infierno en tu rostro, necesitas entender cómo te afecta el frío para aprender a hacerle frente. Tu organismo obliga a las vasos sanguíneos de tu piel a contraerse para combatir la pérdida de calor.

Las células no reciben ni los nutrientes ni el oxígeno que necesitan, La falta de oxígeno provoca que la renovación de la piel sea más lenta y que se acumulen células muertas en la superficie. Se produce un engrosamiento que inicia un proceso de descamación y deja de estar suave al tacto, Pero no es el único problema, con un menor aporte de sangre, la barrera de protección de la piel se debilita y deja que el agua de su interior se evapore.

Con el frío es como si las glándulas sebáceas hibernaran, quedando atrapadas en nuestra piel.

El resultado es la tormenta perfecta: Como la piel no puede retener la humedad, se produce una sequedad extrema.

Lo que tú notas es una frente y una barbilla ásperas y rugosas, imposibles de rehidratar porque parece que la crema no penetra; unas mejillas encendidas ultrasecas, con unas rojeces irritantes que se ponen todavía peor cuando pasas de la calle a un interior con la calefacción a todo trapo.


Para combatirlo te proponemos la combinación perfecta:

  • El Jabón de Pomelo elimina el acné, espinillas y puntos negros.
  • El Jabón de rosa Mosqueta elimina las marcas, manchas y puntos negros.
  • La Crema Facial de Rosa Mosqueta hidrata y nutre la piel a la vez que regenera todo el tejido dañado.

Amplía información sobre el tratamiento aquí

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados